El ferrocarril Ruta de la Plata y la España vaciada

En 1985, 3000 kilómetros de ferrocarril, en lo que hoy es la España vaciada, dejaron de funcionar porque así lo decidió el gobierno en mayoría absoluta de entonces. Después los sucesivos gobiernos han seguido esta lógica neoliberal de vaciar la España rural. Los que vivimos en esta España Rural somos gente muy diversa como describe Manuel  Nogueras en “De emigrantes a ciudadanos en el exterior: las desventuras del vaciamiento rural en Extremadura“. La diversidad es tan grande que en el ciclo vital alguien puede haber sido hijo de labradores que resultó redundante por las cosechadoras y se van a trabajar por cuenta ajena a Madrid u otra capital,  luego eres redundante por la automatización ofimática, y vuelves al campo llamado por algo que encontraste en el campo que no encuentras en una gran ciudad y  luego, resulta que tus hijos e hijas emigran de nuevo a la vida urbana o cosmopolita porque le resulta con pocas salidas el mundo rural y al final, incluso tú, encuentras ahora que tus hijos y nietos te llaman a la ciudad. En todas estas idas y venidas hay, además de coyunturas económicas y laborales, familias separadas en el lugar de residencia que son urbanitas y rurales y que posiblemente amen ambas cosas por igual, siendo su identidad muy dependiente del medio de subsistencia.

Por eso es tan importante el ferrocarril porque une nuestras dos dimensiones, la rural y la urbana.

¿Al final porqué llama tanto Madrid o las ciudades medianas? Llaman por el trabajo, llaman por la cultura y el ambiente, pero también, ¿Por qué llama tanto Extremadura, o el pueblo? Vivir en el Oeste de España, de León a Badajoz tiene también mucho encanto , pero es preciso cambiar las reglas y es preciso que hagamos entre todos atractivo el campo, atractivo por solidario, por colaborativo, por un lugar que invita a vivir porque se piensa en colectivo y porque se realizan políticas económicas que favorecen la vida en la periferia.

Hay ya bastantes razones objetivas para pensar que muchas personas preferirían vivir en el entorno rural si se diesen una serie de condiciones favorables de trabajo, acceso a la vivienda, agua y energía, educación y sanidad, junto con infraestructuras de comunicación y movilidad.

Una malla de ferrocarril convencional en el Oeste es uno de los pilares de esta nueva llamada a la vuelta a la Tierra.  El Tren que no para en las comarcas, el AVE, fomenta la España vaciada.

feefb0e9-4099-4bfa-868a-3e92973656ae



El Movimiento por el Tren Ruta de la Plata considera que es preciso que se tomen medidas que frenen el despoblamiento de nuestras comarcas del oeste peninsular. Éstas ya tienen desventajas demográficas graves y estructurales, por lo que el FFCC puede suponer un verdadero apoyo y su promoción una estrategia adecuada.

En este sentido apoyamos la reivindicación de la España Vaciada pese a que nos parece que su apoliticismo es un lavado de cara para los partidos que han gobernado España o la piensan gobernar desde un modelo de desarrollo económico crecentista neoliberal, ya que son este tipo de filosofías económicas y políticas favorables a los poderes económicos las auténticas responsables de esta situación de falta de expectativas de futuro  y vaciamiento de nuestros pueblos.

Screen Shot 2019-03-30 at 11.17.37

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

El modelo de tren que pasa de largo de las comarcas agrícolas es el remate de esta España vaciada, es necesario apoyar y recuperar a personas que cuiden y defiendan el delicado equilibrio entre agricultura y naturaleza, defender nuestras tierras de la instalación de todo tipo de megaproyectos: minas a cielo abierto, parques de ocio en primera línea de río o embalse, ganadería industrial,  campos de golf y enormes urbanizaciones de segundas residencias.

Las consecuencias sociales, culturales y ambientales de este vaciamiento se traducen así en contaminación y malgasto de nuestros recursos hidrícos, pérdida de suelos, destrucción o alteración de hábitats, impactos sobre la salud de las personas, pérdida de valores y culturas ancestrales y más desempleo y abandono rural.

Screen Shot 2019-03-30 at 20.02.19

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

Consideramos fundamental evitar el modelo de extracción masiva de recursos como la minería, la agroindustria u otras a actividades contaminantes o de riesgo para la salud de las personas como las centrales nucleares, que destruyen los medios de vida en los territorios rurales –como la ganadería extensiva y la pequeña agricultura– y que, “lejos de fijar población, la sigue expulsando”.

El cambio de paradigma debe pasar a su vez por fomentar un modelo de desarrollo rural no solo compatible con la conservación de la biodiversidad y el patrimonio natural, incluso cuyo motor sean precisamente estos valores.

WhatsApp Image 2019-02-23 at 23.57.40

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

Hay que luchar para garantizar el acceso a la tierra, la recuperación de terrenos comunales, y las iniciativas agroecológicas y forestales y las industrias de transformación relacionadas. Debe promocionarse la soberanía alimentaria, el consumo de proximidad, el comercio justo, las monedas locales, el cambio de modelo energético fomentando el autoconsumo, las cooperativas para la construcción y rehabilitación de la propia vivienda, las cooperativas para realizar proyectos de cara al cambio de modelo energético: factorías para realizar paneles solares y materiales de las energías renovables,  de montaje de tejados solares, huertos solares con usos múltiples, construcciones bioclimáticas, producción de ventanas climalit y otros materiales para la eficiencia energética de las viviendas públicas y privada,  ciudades que producen con renovables la energía que gastan, el acceso a internet en el medio rural que permite residir en la periferia y trabajar de modo global desde casa, educación y salud públicas en el medio rural, planes de reforestación, de prevención de incendios, de turismo rural diversificado: turismo de la naturaleza, estrellas, creatividad, expresiones artísticas, y otras experiencias generadoras de salud y bienestar. Cuidado e incremento del patrimonio histórico y natural.  Pocas cosas no pueden hacerse en las comarcas del Oeste.

Screen Shot 2019-03-31 at 10.48.13

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

Por todas estas razones, el Movimiento por el Tren Ruta de la Plata, es escéptico con este tipo de movilizaciones que no entran a cuestionar la lógica neoliberal que prima a los territorios ricos a costa de los pobres, que prima lo urbano sobre lo rural, que prima la inversión en el ferrocarril de las élites a costa del ferrocarril convencional que se abandona en las comarcas. Cuando se suprimieron 3000 km de ferrocarril en la España de 1985 se estaba iniciando el proceso de  la España vaciada.

Screen Shot 2019-03-30 at 20.00.36

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

Porque vivimos en una crisis de civilización, Extremadura, como los demás pueblos del Planeta, se encuentra entre el reto de elegir entre el actual modelo social, económico y ecológicamente insostenible o comenzar a sentar las condiciones para un nuevo pacto social y ecológico, diseñando un sistema de distribución equitativa de los recursos sin dañar al planeta. Las soluciones no deben basarse únicamente en los mercados, pues tanto el Estado, como las economías domésticas y de cuidado, y la cada vez más creciente y decisiva economía de los comunes, las experiencias de trabajo y/ o servicios cooperativos, comunitarios, autogestionarios, etc. (desde las tradicionales comunidades de regantes, bosques, pesca, etc., hasta las actuales herramientas de software libre,  redes sociales dispensadores de cultura y tecnología compartidas, las impresoras 3D entre otras posibilidades), son aspectos que deben incluirse en la planificación social, económica y política de la humanidad. Es una realidad que la automatización galopante y los límites del planeta por los efectos del cambio climático invitan a una nueva civilización, la del bien común, la de la satisfacción de las necesidades vitales de todos los habitantes del planeta. Son las opciones de valor, las opciones de equidad y justicia social, lo que decidamos las personas democráticamente y no las grandes corporaciones y el ánimo de lucro , las que impongan el tipo de organización social y económica.

Y esta filosofía colaborativa de distribución de riqueza con equidad, de vertebración de los territorios, de respeto por los limites del planeta tiene en el ferrocarril convencional su principal aliado, porque para en las comarcas, porque no pasa de largo de la España vaciada.

VER ARTÍCULOS RELACIONADOS EN EL SALTO DIARIO

Screen Shot 2019-03-31 at 10.49.26

Foto cedida por Pablo Novo y Media Distancia Zamora

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s