Plasencia en Común defiende el ferrocarril convencional y pide una moratoria y una auditoría del modelo AVE nacional

PLASENCIA EN COMÚN SE SUMA A LA PETICIÓN DE MORATORIA Y AUDITORÍA DEL MODELO RADIAL DE FERROCARRIL AVE Y APUESTA POR EL MODELO DE MALLA DE FERROCARRIL CONVENCIONAL EN ESPAÑA

Plasencia en Común se suma a la petición de una Moratoria nacional del modelo AVE por ser una apuesta estatal de infraestructuras que multitud de informes critican por ser cara, ineficiente y utilizada con fines electoralistas por parte de los grandes partidos. Hay poca transparencia en las cuentas de Adif y Renfe y es necesaria, también, una Auditoría de sus cuentas, porque se habla de una deuda de entre 17 o, 20 mil millones de euros, que posiblemente sea mayor. Y todo ello para que lo utilice una minoría.

Defendemos una malla de ferrocarril convencional, que es el modelo que han elegido la mayoría de los países europeos. España, con su desmesurado afán por el AVE se ha llevado, desde el año 2000, nada menos que el 47% del total de 23.700 € de las subvenciones europeas para alta velocidad (más de 200 km/h), esto quiere decir que los otros 27 países de la Unión Europea se han repartido el 53% restante. Sin duda este dato dice mucho de lo irracional de la obsesiva apuesta española por el modelo AVE de ferrocarril, con unos sobrecostes y falta de transparencia que el informe de la asociación de Geógrafos relaciona con la corrupción: “despilfarro significa estrictamente falta de eficiencia”, ya que todo despilfarro público implica ineficiencias y sobrecostes, aunque puntualizan que hay que distinguir entre despilfarro y corrupción: “toda corrupción implica despilfarro pero no todo el despilfarro público es corrupción”.

En relación a los sobrecostes, la línea Madrid-Barcelona-frontera francesa es la que más se ha desviado entre las españolas con respecto a su presupuesto original (un 38,5%, hasta los 12.109 millones de euros), seguida de Madrid-León (un 33,3%) y el Eje Altántico (un 26,3%).

En este sentido el informe del Tribunal de Cuentas de la UE señala que la envergadura de la cofinanciación España-UE ha sido poco eficiente porque: ni se han completado las conexiones internacionales con Francia y Portugal o las que llevan el AVE a los aeropuertos españoles principales, ni los trenes van a la velocidad supuesta, ni se han realizado estudios coste beneficio adecuados, siendo el caso que las líneas a Galicia y Asturias tienen una media de viajeros muy inferior a la necesaria para cubrir gastos. El estudio no se ha centrado en todas las rutas pero nos sirve de botón de muestra.

Apostamos por el Ferrocarril Convencional, pues es el que más se ajusta a un modelo de ECONOMÍA Circular porque: aprovecha la infraestructura, rentabiliza las inversiones públicas y su mantenimiento, evita nuevos trazados y obras faraónicas de gran impacto ambiental, comunica las poblaciones que se vacían por falta de fomento del desarrollo, un ferrocarril que transporte de forma eficiente las mercancías.

Está necesidad de Fomento del desarrollo económico es especialmente evidente en Plasencia o en Hervás o en Béjar y podemos decir que en todo el Oeste interior.

Sólo la excusa de una unión Madrid-Lisboa incentivó la inversión en el tren extremeño y como en Portugal apostaron por una unión por Ferrocarril Convencional parece que, por lo visto en los constantes retrasos en esta línea, el interés por Extremadura desapareció y de hecho estará terminada mucho antes la opción Madrid-Lisboa por Salamanca y Valladolid que la línea por Talavera y Extremadura.

Para Plasencia y para Extremadura queremos ferrocarril lo antes posible a Madrid, Cáceres, Badajoz y Lisboa, pero también a Almendralejo, a Zafra, Sevilla y Huelva, a Don Benito o Puertollano y también a Hervás, Béjar o Salamanca, a Zamora, León y Asturias, un modelo de tren convencional de calidad que podamos utilizar en cortas, medias y largas distancias, un tren que permita también mover las mercancías que producimos a los puertos del Cantábrico, del Atlántico, del Mediterráneo, un ferrocarril con estaciones en los cascos urbanos. Un ferrocarril que de servicio a la mayoría de la ciudadanía placentina, extremeña, española y europea.

Es necesario no parar de protestar contra el abandono del ferrocarril Extremeño. Un abandono del que no se vislumbra final.

Abel Izquierdo.

Plasencia 11 de julio de 2018

 

Sin título.jpg

 

00010002

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s