CGT APOYA UNA MORATORIA DE OBRAS AVE.

Desde CGT, hace décadas que se viene apostando por un modelo de ferrocarril público, social, sostenible y seguro, lo cual es completamente contrario al modelo que se lleva tratando de implantar en España, basado en el AVE a cualquier precio y la privatización de las empresas públicas y su desmantelamiento.

Tras años de lucha reivindicando que el modelo de ferrocarril que se trataba de implantar era inasumible desde todos los puntos de vista, ha tenido que venir el Tribunal de Cuentas Europeo a asumir los postulados que desde este sindicato llevábamos mostrando como ineficaz. Lo cual da fuerza a nuestros argumentos, como ya lo fue el hecho de que desde Europa también se desmintienra a los que afirmaban que era obligada la separación de la antigua RENFE en diversas empresas, algunas directamente Sociedades Anónimas, y que hoy en día, más allá de mejorar económicamente, se ha empeorado su situación por la mayor debilidad de cada una de ellas.
Bajo un informe que hasta en su titulo ya es bastante significativo: “Red ferroviaria europea de Alta Velocidad: no una realidad, sino un sistema fragmentado e ineficaz”, se muestra como el sistema adoptado por España no tiene sentido por significar directamente un despilfarro; lo cual también se puede ver como conclusión en el informe de la Asociación de Geógrafos Españoles: “Aproximación a la Geografía del despilfarro en España: Balance de las úlitmas dos décadas”.
Durante décadas, los gobiernos sucesivos del PSOE y del PP, junto con los sindicatos presentes en los Comités de Empresa de ADIF y RENFE, salvo CGT, única organización sindical que no ha avalado con su firma los acuerdos de separación de las empresa, han estado llevando a cabo un modelo en el que se primaban inversiones multimillonarias con dinero público que no se traducían en soluciones de transporte para la mayoría de la población, y mucho menos en una solución económicamente viable para la mayoría de ciudades y pueblos; olvidándose directamente de todo el medio rural, lo cual choca directamente contra el modelo vertebrador que se supone que debe ser el ferrocarril, al menos como lo entendemos desde este sindicato.
Los costes de construcción han dejado claro que las grandes beneficiarias de este modelo que se está implantando son las grandes constructoras que cobran puntualmente por su trabajo en estas infraestructuras, se utilicen o no, porque ya se ha demostrado la inviabilidad de alguna de ellas, o la baja utilización de algunas otras que han sido ya puestas en funcionamiento. En paralelo a todo esto, se ha demostrado que los grandes perjudicados son la mayoría de población a la que se le arrebata posibilidades de transporte mediante el cierre de líneas, que en muchos casos se hacen para que sólo pueda existir una posibilidad de transporte por ferrocarril, el AVE, o en su defecto el transporte por carretera.
Desde CGT proponemos y apoyamos una MORATORIA en las obras relacionadas con este modelo AVE, hasta que no se lleve a cabo un estudio serio sobre la viabilidad del mismo que incluya una AUDITORÍA. Exigimos que en él aparezcan los costes de las infraestructuras que se consideran necesarias para llegar al objetivo que se plantee, así como los costes que ya hemos asumido, entre los que se incluyan los gastos ya realizados y los costes de amortización. Atendiendo a los úlitmos informes aparecidos, entendemos que incidir en incrementar gastos para este modelo sin contar la verdad a la ciudadanía, es algo que no nos podemos permitir.
Para CGT resulta cuanto menos curioso que cuando se habla de mejorar el ferrocarril convencional siempre haya voces afines al modelo AVE que exijan estudios que demuestren la viabilidad de cualquier proyecto, pero sin embargo que para hablar de Alta Velocidad estos estudios se obvien.
Exigimos que mientras se lleva a cabo esta moratoria en las infraestructuras relacionadas con el AVE, se proceda a relanzar las infraestructuras ferroviarias bajo el modelo más extendido, el del ferrocarril convencional y bajo la perspectiva pública, social, sostenibre y segura; lo cual es mucho menos costoso y sin embargo mucho más eficientes en cuanto a un modelo de transporte global.
No es entendible que se siga incidiendo en un modelo como el de la Alta Velocidad, mucho más perjudicial desde un punto de vista medioambiental, por su grandísimo impacto en la naturaleza, así como por el consumo excesivo de energía en comparación con un modelo como el del ferrocarril convencional. Hoy en día no es posible pensar en un sistema de transporte de futuro que no pase por ser un modelo medioambientalmente sostenible. Por lo tanto, exigimos también esta moratoria hasta que no se justifique la sostenibilidad del sistema desde todos los puntos de vista.
Este sindicato tiene que denunciar el perjuicio que está teniendo la implantación desde hace décadas de un modelo sin sentido como es el actual, con la perdida de miles de puestos de trabajo de empleados públicos, para dejarlo todo en manos de empresas privadas que campan a sus anchas y sin control, precarizando el empleo, a la vez que reciben dinero público para ello sin el control estricto de las condiciones laborales que debieran ser exigibles por parte del estado a través de sus ministerios. Dese CGT exigimos que el modelo elegido en un ámbito como el ferroviario, conlleve empleo estable, público y de calidad, y que no pueda alegarse falta de presupuesto para ello cuando nos estamos gastando una ingente cantidad de recursos económicos en montrar una infraestructura innecesaria. La seguridad depende en gran medida de los profesionales que la mantengan, y eso no puede hacerse sin que exista un carácter público del empleo ajeno a variables relacionadas con el beneficio empresarial. Este es indudablemente un motivo más para exigir una moratoria hasta que se contemple el apartado laboral en el modelo.
Desde CGT exigimos que se vuelva al modelo público de transporte ferroviario con la reversión de las privatizaciones encubiertas mediante licitaciones a empresas privadas. Se está ocultando el debate de la situación de la infraestructura ferroviaria a la ciudadanía, con el objetivo de tapar la nefasta gestión que se está llevando a cabo por los distintos gobiernos que no son capaces de plantear un modelo serio y global del transporte tanto de viajeros como de mercancías con proyección a largo plazo.
Por todo lo anterior se hace necesaria una moratoria en la implementación de infraestructuras ferroviarias relacionadas con el AVE, así como un replanteamiento de las existentes en cuanto al constante cierre de líneas y servicios, y a la falta de un proyectos de futuro en los que el ferrocarril sea un eje imprescindible en la movilidad de viajeros y mercancias, para lo cual, igualmente es necesaria esa moratoria que exigimos de forma contundente.

Antonio Cantarero Cuberos.
Secretario General del SFF-CGT

0001.jpg

0002

0003

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s